martes, 18 de octubre de 2005

Comienzo

Los sentidos desbordados controlando tu energía
La sinrazón insurgente absorbiendo tu conciencia.
La acometida del desenfreno.
Y alegría por esos sentimientos.

Su presencia.
Su desasosiego. El aleteo de su duda.

Sentir. Apabullado. Después de tanto tiempo.
Poner palabras a tu sentimiento.
Saber que no hay coincidencia. Que sí correspondencia.
Llamarte a silencio. Retornar a la cordura.
Pero seguir abierto al sentimiento.
Después de tanto tiempo.

No hay comentarios.: