miércoles, 27 de abril de 2005

Atando cabos

Salí un rato de recorrida por un par de blogs y me encontré con dos notas dispares pero que, vaya uno a saber por qué, me pareció que en el fondo hablan de lo mismo:
Una en lo de chirusa, otra en un blog que no conocía.
¿O no?

viernes, 22 de abril de 2005

En familia

El colectivo está bastante cargado de pasajeros de a pie.
Escucho alguien que empieza a vender lapiceras: una voz femenina de maestra jardinera.
Cuando aparece en el fondo compruebo, además, que tiene aspecto y actitud concordante.
Vende como diez. Raro, estamos a 22, la gente no suele andar con plata.
Una dulzura, la mina. A cada uno le arrima el anotador: "¿quiere probar la roja?".
Todos, menos uno, le dicen que no hace falta. Culmina su asunto y baja.
Sube un rengo. Lo tengo más que visto durante años en esta línea.
Ahora anda con un buen buzo. Y buenas zapatillas.
Saluda al chofer con una de esas complicadas figuras que antes se veían sólo en las películas cuando se saludaban los "pandilleros".
El chofer manotea una foto que tiene al costado y se la muestra.
"Esta quién es?" -pregunta el rengo.
"Mi mujer", le dice el fercho.
Dos paradas más allá, sube un cafetero, también habitué de la línea.
Empiezan a charlar y a joderse entre ellos.
Muy buen humor, mucha buena onda. Y no era parte del mangazo. No.
Le pasan la foto. El cafetero lo jode al fercho: "Ojalá una mina así me diera bola".
"Cómo lo dejás subir al rengo este, che? Te va a llenar el bondi de plumas."
Lo jode al rengo ( "Estás jodido, sos rengo, pobre y gallina") y cuando éste empieza su discursito de mangazo le manda: "claro, éste viene a mangar acá, pero ahí donde lo ve, señora, no se puede creer el piso en el que vive. Acá viene todo rotosito..."
El rengo se caga de risa y le contesta: "claaro, todo un piso, tengo..."
Y todo un diálogo chispeante que nos tuvo veinte cuadras con todo el bondi llorando de la risa.
Apenas un atisbo de lo que podría ser la ciudad si, como dice el Pibe, saliéramos un poco más de adentro nuestro.

sábado, 16 de abril de 2005

Susceptible de modificación sin previo aviso

Alguien a quien no pensaba ver hasta fin de año me avisó que va a andar por acá la semana que viene. Alguien más, con quien no pensaba encontrarme hasta fin de año me invitó a tomar mate la semana que viene. Y hubo alguien más, con quien no hablo hace más tiempo que el que quisiera, que me hizo un favor que le pedí. A la media hora, con creces y sin dudar.
"¿Estás contento de que te vengan a visitar?"
La pregunta se repitió varias veces. No contesté directamente ninguna de ellas.
Mal hábito, el de bajar la persiana y quedarse del lado de adentro.
Sip. Me alegra que vos vengas.
Sip. Me alegra que la semana que viene, con vos nos chupemos unos mates.
Y sip: lo que más me alegra es que vos me hicieras ese favor. Y más aún que me escribieras.
Semana rara, esta. Punto de llegada y de partida. Momento de inflexión.
Susceptible de modificación sin previo aviso y sabiéndolo, aunque haga de cuenta que no, disfruto el momento. Y me quedo a cuidar el boliche, mientras el tipo se toma unas cortas, merecidas vacaciones, hasta que le den ganas de escribir de nuevo.
Ah, hola.

/V\i

martes, 12 de abril de 2005

Mirando atrás: Rumbo a lo desconocido

A partir del episodio del micro el tipo quedó un tanto amoscado y logró comportarse casi normalmente. Además poco a poco iba adueñándose de los sistemas que estaban a su cargo, lo que en alguna medida lo mantenía ocupado. Un día cualquiera finalmente lo invitaron a almorzar a la mesa común de un grupo de compañeros, así que tenía quién le diera charla y mantuviera su atención un tanto alejada del devenir de ella.
Una mañana notó cierto revuelo en el piso: una compañera de laburo con licencia por maternidad había venido de visita con su retoño. En la isla de su izquierda, se armó una conversación entre varios.
Ella, que atinaba a pasar por ahí, comentó algo acerca de "mi piojita", en ese tono un tanto forzado que denota el interés de que alguien nos oiga. El tipo registró el dato y al mismo tiempo registró que no sabía nada de ella, excepto que debía tener unos quince años menos que él y que a pesar de sí misma se lo tragaba como un remolino. A la hora del almuerzo pasó por el escritorio de ella y escaneó el lugar con mirada atenta, aunque rápida: nada. Casi tan limpio y ordenado como el suyo. Y una sola foto, pegada en el mamparo: una beba. Ella no usaba anillo, no había foto de ningún sujeto. ¿Cómo vendría la mano...?
Varios días después, cuando se preparaba para descender en su parada, el tipo notó movimientos en el asiento de ella, que comentaba inquieta con su compañera de viaje habitual si era ahí o no. Cuando fue hacia adelante para descender vio que ninguno de los que bajaban con él había viajado de vuelta. Notó que ella se había ido hacia el frente del bondi y miraba atentamente las calles.
Cuando el bondi se detuvo, el tipo bajó. Solo. Con el rabillo del ojo alcanzó a ver que alguien más bajaba. Vio que era ella y se agitó. Ella, también bastante insegura, apenas farfulló, sin mirarlo, que iba hacia el hipermercado cercano, dando una explicación que nadie había pedido. El tipo pensó en ofrecerse para acompañarla. Al instante supo que si lo hacía, no llegarían a terminar la primera cuadra antes de que se lanzara. El tipo estaba anonadado por la certeza de que no podría controlar sus impulsos. Entró en pánico. No habían hecho más que ocho o diez pasos, todavía con rumbos no determinados, casi paralelos. Estaban todavía sobre la acera, a dos pasos de cruzar. En el último segundo el tipo viró a su derecha, tomó la vereda por el medio alejándose de ella, mientras extendía el brazo y, sin mirarla, le decía "son seis cuadras derecho por allá".
Hizo las veintitantas cuadras hasta su casa a pie, tratando de recobrar la compostura. Y surgió por primera vez el germen de una idea que le pareció la única viable: ese quizá no fuera su último laburo, finalmente...

viernes, 8 de abril de 2005

GALLEGOS VERSUS AMERICANOS (*)

CONVERSACIÓN REAL GRABADA DE LA FRECUENCIA DE EMERGENCIA MARÍTIMA CANAL 106, EN LA COSTA DE FINISTERRA (GALICIA), ENTRE GALLEGOS Y NORTEAMERICANOS, EN OCTUBRE, 16 DE 1997

Gallegos: (ruido de fondo).... Les habla el A-853, por favor, desvíen su rumbo quince grados sur para evitar colisionarnos... Se aproximan directo hacia nosotros, distancia 25 millas náuticas.

Americanos: (ruido de fondo)... Recomendamos que desvíen su rumbo quince grados norte para evitar colisión.

Gallegos: Negativo. Repetimos, desvíen su rumbo quince grados sur para evitar colisión.

Americanos: (otra voz americana) Al habla el Capitán de un navío de los Estados Unidos de América. Insistimos, desvíen ustedes su rumbo quince grados norte para evitar colisión.

Gallegos: No lo consideramos factible ni conveniente, les sugerimos que desvíen su rumbo quince grados sur para evitar colisionarnos.

Americanos: (muy caliente) LES HABLA EL CAPITÁN RICHARD JAMES HOWARD, AL MANDO DEL PORTAAVIONES USS LINCOLN, DE LA MARINA DE LOS E.E.U.U., EL SEGUNDO NAVÍO DE GUERRA MÁS GRANDE DE LA FLOTA NORTEAMERICANA. NOS ESCOLTAN DOS ACORAZADOS, SEIS DESTRUCTORES, CINCO CRUCEROS, CUATRO SUBMARINOS Y NUMEROSAS EMBARCACIONES DE APOYO.
NOS DIRIGIMOS HACIA AGUAS DEL GOLFO PÉRSICO PARA PREPARAR MANIOBRAS MILITARES ANTE UNA EVENTUAL OFENSIVA DE IRAQ. NO LES SUGIERO... LES ORDENO QUE DESVÍEN SU CURSO QUINCE GRADOS NORTE!!!!! EN CASO CONTRARIO NOS VEREMOS OBLIGADOS A TOMAR LAS MEDIDAS QUE SEAN NECESARIAS PARA GARANTIZAR LA SEGURIDAD DE ESTE BUQUE Y DE LA FUERZA DE ESTA COALICIÓN. UDS. PERTENECEN A UN PAÍS ALIADO, MIEMBRO DE LA OTAN Y DE ESTA COALICIÓN... POR FAVOR, OBEDEZCAN INMEDIATAMENTE Y QUITENSE DE NUESTRO CAMINO!!!!!

Gallegos: Les habla Juan Manuel Salas Alcántara. Somos dos personas. Nos escoltan nuestro perro, nuestra comida, dos cervezas y un canario que ahora esta durmiendo. Tenemos el apoyo de Cadena Dial de La Coruña y el canal 106 de emergencia marítimas. No nos dirigimos a ningún lado ya que les hablamos desde tierra firme, estamos en el faro A-853 Finnisterra, de la costa de Galicia. No tenemos la más puta idea en que puesto estamos en el ranking de faros españoles. Pueden tomar las medidas que consideren oportunas y hacer los que le dé la puta gana para garantizar la seguridad de su buque de mierda, que se va a hacer hostia contra las rocas, por lo que volvemos a insistir y le sugerimos que lo mejor, mas sano y más recomendable es que desvíen su rumbo quince grados sur para evitar colisiónarnos.....!!!!

Americanos: Bien, recibido, gracias.

(*) Más chistes que cayeron por mail...
Sí, ya sé, ya sé, es hora de que escriba algo decente y lo postee...

lunes, 4 de abril de 2005

La venganza será terrible... (*)

García estaba emocionado con su nuevo rifle, así que fue a cazar osos.
Se encontró con un pequeño oso de color marrón y le disparó. Fue entonces que sintió un golpecito sobre su hombro y se dio vuelta para ver un gran oso negro el cual le dijo: "Tenés dos opciones, o te mato a golpes o nos entendemos con sexo".
García decidió someterse antes que perder la vida...
Aunque se sintió dolorido por dos semanas, rápidamente se recuperó y juró venganza.
Inició otro viaje para encontrar al oso negro y cuando por fin lo encontró, le disparó. Entonces sintió otro golpecito en el hombro. Esta vez un enorme oso grisáceo estaba a su derecha. Era más grande que el oso negro, y le dijo: "Esto va a dolerte más a vos que a mí, pero tenés dos opciones, o te mato a golpes o nos entendemos con sexo".
Otra vez García pensó que era mejor perder su dignidad que su vida. Aunque sobrevivió, pasaron muchos meses hasta que logró recuperarse. Ultrajado, se dirigió de nuevo al bosque con una sola meta: venganza. Logró encontrar la pista del oso grisáceo, lo ubicó y le disparó. Fue entonces que sintió un nuevo golpecito en el hombro, giró y vio un gigantesco oso polar mirándolo fijo, que le dijo:

"Aceptalo García: ¡vos no venís a cazar!".

(*) Más cuentitos que me caen por el mail.

domingo, 3 de abril de 2005

Progama MiPC: O te garco de nuevo y van...

A raíz de la aparición de esta nueva estafa publicitada como programa MiPC, pensaba decir algo, pero en este lugar ya está dicho todo lo útil que se puede decir...
Como para darles ganas de leer, un par de parrafitos:

¿Por que el estado tiene que intervenir en promocionar a estas empresas?
¿es acaso ahora una agencia de publicidad?
¿no tienen acaso que hacer cosas más importantes?

La educación es lamentable, en algunos lugares del país ni sueñan con una PC porque no saben que es, en otros ni luz tienen, o agua potable. Y este programa de venta masiva de basura informática es auspiciado por el estado?????

¿Donde quedó la supuesta movida del Gobierno Kirchnerista de pasarse al Software Libre? ¿Desde cuando Microsoft es una empresa que piensa en el bien de la gente? que yo sepa, como toda empresa, sólo piensa en SU bien. (y eso no se si está mal, una empresa surge para ganar plata, por lo general)
(...)
El gobierno de De La Rúa ya hizo algo parecido y al final casi nadie cayó en la joda ¿Caerá la gente esta vez? es probable con la maquinaria de prensa y con el dinero invertido en publicidad. Los mayores beneficiados son Microsoft, en un país donde el 80% de su software es trucho, Intel, que perdió un abismal mercado ante su rival AMD (porque los AMD son mejores, el Celeron de Intel es invendible, tienen remanentes por todos lados), las grandes cadenas distribuidoras, las cuales, en su mayoría y al igual que las dos empresas antes mencionadas... son de capital extrangero, es decir, ese dinero sale en un 70%, no se queda.

¿Quien pierde? principalmente PYMES y pequeñas empresas que arman PCs, hoy por ejemplo me detuve frente a un local que vendía un Athlon Sempron 2.4 y el resto de similares características que esta PC "barata" y costaba... exactamente lo mismo! es más, te la vendían en 6 cuotas... SIN INTERÉS!!

¿como puede ser que si te financian una compu barata sea con intereses? ¿que mierda está aportando el estado?

viernes, 1 de abril de 2005

Enfoques

El tipo viajaba en el bondi hacia su casa.
Parado donde siempre (al fondo, agarrado al pasamanos vertical), de pronto ve una carpeta con una etiqueta circular pegada que dice Shorthorn.
Por insólito que pareciera, nunca había caído en la cuenta de que aquello que desde chico escuchaba a su vieja -que al referirse a ciertas damas de tamaño respetable las definía como "tamaño shorton"- o que leía cada tanto en el diario, en la página de remates vacunos, quería decir, en inglés, cuerno corto.
Ahí se acordó de aquella vez en que alguien -que le estaba contando vaya a saber qué anécdota que no recordó- le hizo una comparación que involucraba "una C como la del logo de Carrefour".
Aquella vez, el tipo al momento perdió el hilo del relato e inquirió "pará, pará, ¿cuál C...?".
Su interlocutor, incrédulo, le contestó que "¿cómo cuál C? La del logo, adentro del rombo de carrefour..."
Más perdido todavía, el tipo se preguntó de qué rombo le estaban hablando.
Recién cuando pasó por un aviso del hipermercado, con un esfuerzo de abstracción, el tipo logró ver el rombo con la C en su interior.
Y es que, para el tipo, el logo ese siempre había representado dos flechas opuestas, una roja y una azul, lo cual era algo pleno de sentido, teniendo en cuenta que en francés, carrefour significa "encrucijada".
Mucho más loco le pareció cuando, mucho tiempo después, al contarle risueño la anécdota a un compañero de laburo, analista de sistemas como él, éste lo interrumpió para preguntarle "pará, pará, ¿cuál C...?"

Pero lo más loco de todo fue cuando, años más tarde, al referirle lo antedicho a su hermano, éste le dijo "ah, claro, como las estrellitas del logo de Multicanal, que en el medio forman la M.
Y el tipo no tuvo más remedio que preguntar "pará, pará, ¿cuál M...?"