viernes, 19 de agosto de 2005

Etiamsi omnes, ego non (II)

Ella es
como se me ocurre
Rubia, negra y morena;
y cuando me emborracho de color
arrayán y canela.
Y es una estructura de carne
cuando no tengo frío.
Y es azúcar.
Y se acuesta conmigo
cuando mirando al techo
sueño;
cigarrillos compañeros,
medias luces melancólicas
formando mi escenografía.
Y cuando estoy loco de figuras
es un girasol
y luz y lluvia y olor a tierra
y arco iris
y arenas con cuatro pisadas.
En ella el hoy es mañana.
Y en esos momentos únicos
comparte mi egoismo.
Y tomando coraje
te armo y te desarmo
una pieza niña,
otra pieza mujer
y otra adolescente.
Es ventajoso pensarte,
pensarte y no tenerte;
solo te imagino,
sos irreal
o quizás existas
pero no te ubico
que es lo mismo;
simplemente te asocio con el mar
en un sencillo pensamiento
y el sol tímido
y una caminata
y un girasol
y la lluvia
y el olor a tierra
y arenas
y cuatro pisadas.
Nos contamos pasados
compartimos presentes
y esperamos futuros.

Insomnio
28-01-1974

Otro poemita rescatado del arcón de los recuerdos.
Unos cuantos años después de escrito y con el consiguiente permiso del autor, las últimas tres estrofas cargaron de contenido la tarjeta de invitación a un casamiento.

No hay comentarios.: