miércoles, 5 de enero de 2005

Llamado a la solidaridad

El tipo se sentó a la máquina con un texto pre-escrito en mente.
La única duda que lo acosaba era si el lugar para ponerlo era éste, o el foro del grupo Callejeros. La realidad definió el asunto: al foro fue imposible acceder. Debía estar colapsado.

Ante ese hecho, el tipo decidió dedicarse a leer los diarios, y se topó con esta excelente notita, que resolvía la mayor parte de lo que estaba pensando.

Lo único que al tipo le quedaba agregar era el llamado a la solidaridad.
No solidaridad con los pibes callejeros, sino de los pibes callejeros.

Hay mucha gente, aparte de los que menciona la nota del diario, que está sinceramente interesada en ayudar.
Pero no sabe cómo.
Gente que no tiene ni puta idea de cómo es toda la movida de los recitales, que nunca fue a uno, que nunca se interesó siquiera en el tema.
El post del tipo del 31 es un claro ejemplo.
Leyéndolo sólo 4 días después salta a la vista todo lo que el tipo no sabía cuando lo escribió.
Algo insinuó Vir en su comment.

Como sea, hay profesionales y gente del común bien intencionada, con saberes que les pueden ser útiles, pero que no tienen idea de cómo llegar a ustedes.
Muchos han estado participando de las asambleas y les preocupa y les duele que los pongan afuera junto con el resto.
Esa gente se siente -nos sentimos- también culpables en alguna medida.
Aunque no tengan -tengamos- responsabilidades directas, ni nuestros hijos hayan sido seguidores del grupo.
Tienen -tenemos- un profundo sentimiento de culpa colectiva.
Así como ustedes se preguntan, seguramente, cómo ninguno pensó en parar a los que podían causar un desastre, la mayoría también se hace -nos hacemos- similares preguntas.
¿Cómo dejamos que pasara algo así?
¿Cómo no vimos hacia dónde se desbarrancaba esto?.

A los que se acerquen no los rajen en bloque.
Evalúen a cada uno y actúen caso por caso. Ayúdenlos a ayudarlos.
Mírenlos a los ojos.
Mezclen su emoción, su bronca, su dolor, su impotencia. Eso no falla.
Al menos yo, todavía hoy, escribiendo esto, lagrimeo inconteniblemente.


Post-post: Creo que es útil que lean el último post de Vir.

No hay comentarios.: