miércoles, 10 de noviembre de 2004

No, ni tampoco

"No sabía que te referías a vos en tercera persona", le dijo al tipo L por el MSN.
El tipo le explicó que lo hacía desde que era chiquito.
Y le dio un ejemplo: cuando estaba en la compu tratando de hacerla hacer algo útil y le erraba (habrán notado que las compus se empecinan en hacer lo que uno les dice, y no lo que uno quiere que hagan...), entonces decía "Es un boludo, el tipo!".
"Te puedo hacer una lectura", le contestó ella.
Ante el desconcierto del tipo, le dijo que podía tratarse de una forma de evitar la herida a su narcisismo.
El tipo le dijo que él se consideraba a sí mismo bastante nabo.
Y que, más en general, todos somos más o menos boludos, lo que algunos tardan es en darse cuenta.
"No es la imagen de vos mismo que solés mostrar", recibió por respuesta, cada vez más desconcertado.
"A vos no te cuesta hablar de vos mismo", le dijo L . Y aclaró, para mayor abundamiento: "Desde una posición de autosuficiencia y satisfacción".

Ahí descubrió el tipo que sabía muy poco sobre el tema del narcisismo.
Lo gracioso es que el tipo, al momento de ejemplificar, pensó en la situación opuesta: cuando está tratando de hacer algo, le sale de una, y dice "Qué grande, el tipo!".
Pero dio vuelta el ejemplo para evitar ser tachado de autosuficiente y satisfecho.

Cuestión que al final, ella lo único que hizo fue confirmar su lectura inicial.
Go figure...

No hay comentarios.: