martes, 16 de noviembre de 2004

..y llena de orgullo y bizarria, a San Lorenzo se dirigió inmortal.

El tipo no tenía por objetivo meterse con la lengua, más allá de usarla como le salga para llenar espacios aquí.
Pero hoy le tocaron un punto con el que se mete cada vez que puede.
Vale, por lo tanto, el link a este artículo.
Yo adhiero.

No hay comentarios.: